Amamos la música.

BLOG-MUSICA

Así es… Escogemos la música que queremos escuchar mientras trabajamos, mientras nos preparamos para salir, en un día de lluvia… La que escucharemos el lunes, el martes, el miércoles, el jueves, ¡el viernes!. La música que definitivamente nos hará soñar mientras conducimos nuestro coche.
¡La música es terapéutica!. Todos la usamos para modular y ahondar en nuestros estados de ánimo y provocarnos emociones. La publicidad como hermana pequeña del cine lo sabe, y por eso la incluye en la mayoría de los spots que vemos en tv. Una sintonía bien elegida puede transformar un producto normal en algo muy especial para el espectador, por ello la elección de esa banda sonora de 20 segundos es casi tan importante como la elección de la imagen.

Esto es lo que me viene pasando con el nuevo anuncio del Toyota Auris Hybrid. ¿Cómo la imagen de un chico en un atasco infernal en la India puede convertirse en algo positivo y hacerte aflorar esa sensación de libertad y felicidad en la conducción? Pues sí, es la genial elección de su música, un clásico del grupo América titulada “A horse with no name” que no se había usado antes en publicidad a pesar de ver la luz en 1971, y la imagen del chico cantándola en medio de ese tráfico del diablo. ¡Es genial! Tanto, que no tienen que contar nada más para vincular a su producto todas las bondades, valores y virtudes que provoca la canción en nosotros.

La música no es un acompañamiento, puede ser el eje de nuestras campañas y trasmitirá tanto o más que nuestra imagen. Éstas son algunas de las claves para la gran elección:
• Lo primero y más importante, como siempre, es saber qué emoción o sensación queremos causar en el público objetivo.
• No usar la canción pegadiza, del verano o del momento porque sí, porque puede no ser adecuada para nuestra campaña. Es el caso, bajo mi punto de vista, del spot de Gama Fiat Happy que llega tarde con una canción repetida en los medios hasta la saciedad (“Happy” de Pharrel Wiliams)
• Crear, en la medida de lo posible, memoria audiovisual en el espectador para que así recuerde nuestra marca a través del medio.
Hacía tiempo que no disfrutaba tanto con un anuncio de coches. ¡Felicidades Toyota!

Deja un comentario

Your email address will not be published.


*