El restyling o rediseño de marca

El restyling o rediseño de marca

25-04-2017

Todas las empresas, en algún momento de su trayectoria, deben contemplar la posibilidad de renovar su imagen de marca. Transcurridos unos años desde su creación, deben plantearse si la orientación empresarial de su negocio ha sufrido cambios y si su imagen comienza a parecer obsoleta. En estos casos, el restyling es un gran arma de combate en el mundo de la publicidad y el marketing porque permite:

• Aportar nuevos valores a nuestra marca, acordes a la situación actual de la empresa.
• Seguir siendo reconocible entre el público, conservando su espíritu, tradición profesional y años de experiencia.
• Desterrar valores anticuados que ya no se ajustan a la realidad o desmarcarse de actividades que forman parte del pasado y a las que ya no se dedica la empresa.

En el apartado puramente gráfico, un restyling se puede enfocar desde muchos puntos de vista:

• Los logotipos complejos o con dificultades a la hora de ser reproducidos pueden optar por crear una imagen más simplificada de su marca, lo que facilitará el recuerdo por parte de público receptor.
• Los cambios de colores y tipografías deben realizarse con mucha sutileza, puesto que en estos dos apartados radica gran parte del éxito de que la marca siga siendo reconocible y no “sufra” por su rediseño.
• Las modificaciones gráficas severas pueden servir para comunicar un cambio de estrategia dentro de la empresa que le permita dejar atrás su pasado.

Una marca que rediseña su identidad es, ante todo, una marca viva, que huye del hieratismo, preocupada por situarse en el presente y ofrecer una imagen acorde a su entorno.

¿En qué punto está tu marca? ¿Necesita un pequeño lavado de cara?
 

  • Comparte:

Este sitio web utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continuas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies. Pincha el enlace para más información. Más información X Cerrar