Corre, corre que ya está aquí la Navidad

Consejos Campaña de Navidad

Quien no recuerda,

“Hola soy Edu, Feliz Navidad!”

Año tras año se suceden grandes campañas de Navidad que son recordadas durante generaciones. El objetivo de este post no es mostraros una recopilación de estas grandes y costosas campañas que quedan muy lejos de las posibilidades de la mayoría de las empresas que nos rodean. Y es que nuestro tejido empresarial está conformado fundamentalmente por Microempresas, en 2014 el 95,8% de las empresas españolas tenían de 0 a 9 trabajadores. Pensando en esta gran mayoría hemos decidido trasladaros algunos consejos para confeccionar vuestra Campaña de Navidad, una campaña adaptada a vuestros presupuestos pero no por ello menos eficaz.

Llegados a este punto puedes que estés pensando en que este post no es para ti porque tus ventas son indiferentes a la Navidad y/o tu negocio es demasiado serio como para adornarse con lazos rojos y bolas de navidad. No te vayas aún, pongámonos es un caso extremo…umm estoy pensando en algo realmente aburrido y que nadie pediría en su carta de los Reyes Magos…ASCENSORES, vendes ascensores. En ese caso no pierdas esta oportunidad para lanzar una campaña que de notoriedad a tu marca entre tu cliente objetivo y un público diverso al que de otra forma difícilmente llegarías, es el momento de llegar al corazón de tus clientes.

Así que si vendes ascensores podrías lanzar una campaña en redes sociales con el lema

“Hace tiempo que Papá Noel no entra por la chimenea, deja tus calcetines en el ascensor”

y proponer un concurso de fotos de calcetines colgados en el ascensor. Como mensaje comercial puedes añadir a la campaña un segundo lema que haga referencia a características propias de tu producto, por ejemplo. “Ascensores….nos hacen la vida más fácil”. Me pareció una idea original… pronto encontré que ya hizo algo parecido la marca de Ascensores Otis.

Pongamos otro ejemplo. Si tu negocio es el de la rotulación no imaginas a tus clientes haciendo más encargos porque es Navidad, así que no vamos a aplicar rebajas ni programar ofertas especiales de Navidad. Pero sí que podríamos organizar una campaña de notoriedad de marca que nos acerque por una vez al cliente final con las herramientas que habitualmente ponemos al servicio de otras marcas. Se me ocurre que por ejemplo podrías montar un stand simulando un pesebre para el avituallamiento de los camellos de los Reyes Magos en una calle de céntrica de tu ciudad. Con un buzón de cartas para los Reyes conseguirías flujo de personas y con un lema del tipo “Rotulaciones…. Construimos cualquier ambiente” venderías tu versatilidad. Estoy segura que entre los viandantes hay responsables de Marketing y de Agencias de Publicidad a los que llegarás demostrando con hechos que eres su proveedor.

Espero que sigas ahí, vayamos a los consejos.

No os desmoralicéis… el primer consejo es empezar pronto. La Navidad tiene una fecha fija e inamovible, que ningún imprevisto os saque de la parrilla de salida…. A mediados de Noviembre hay quien ya ha lanzado su campaña.

¿Recuerdas tu bandeja de e-mails, tu Facebook, Twitter…la Navidad pasada? Pues eso, que no vas a ser el único, así que si quieres triunfar entre tanta competencia lanza tu flecha directo al objetivo (corazón). Para ello:

Investiga a tu cliente y su entorno. ¿Qué busca en Navidad? ¿Cuánto está dispuesto a gastar? Es algo que deberíamos hacer siempre, pero ahora más que nunca ponte en su mente y céntrate en lo que él está buscando. Puede que tu cliente consuma litros de leche durante el año para el desayuno, pero en Navidad sitúa tu producto en un ambiente Navideño y regálele recetas para hacer dulces con la leche que vendes.

• Ya conoces las preferencias de tu cliente, ahora piensa en tu mejor oferta, trabaja los puntos fuertes de tu marca y en base a ellos prepara tu propuesta. Una tienda especializada en bicicletas que vende fundamentalmente productos para adultos, en Navidad puede incrementar sus ventas si ofrece una gama original de bicicletas y accesorios para niños. Centraría el mensaje en la capacidad de asesoramiento profesional y la calidad de los productos. “Esta Navidad tenemos las mejores bicicletas para los pequeños de la casa, te ayudaremos a dibujar su mejor sonrisa”. Tus clientes pensarán en ti como una opción más profesional que una tienda de juguetes para realizar esta compra.

Se imaginativo, la creatividad es tu mejor arma para brillar entre tanta competencia. Genera entusiasmo, atrapa a tus clientes con una sonrisa, no te centres solo en tu mensaje de venta, dale algo más a tus clientes. Quien no ha oído hablar de una campaña viral que con un presupuesto pequeño ha llegado a millones de personas. Hace poco todos pasamos un buen rato con el vídeo del Villanovense antes de su partido contra el Barcelona.

Personaliza tu campaña hasta donde puedas. A todos nos gusta que nos llamen por nuestro nombre, que nos muestren los productos que nos gustan. Este punto precisa que o bien solo tengas unos cuantos clientes o que estés utilizando un CRM que te permita conocer las preferencias de tus clientes en un clic.
Solo nos quedan dos consejos más.

Tiene que parecer una campaña de Navidad para que se reconozca como tal…pero sin pasarse. Utiliza colores o detalles en los diseños relacionados con la Navidad, pero evalúa hasta dónde quieres llegar con el entusiasmo navideño. Para ello piensa en la diversidad cultural y religiosa de tu audiencia y en un grupo no despreciable de personas a las que simplemente no les gusta la Navidad.

No olvides las Redes Sociales.A día de hoy pocas campañas dejarían de lado una herramienta tan útil para la difusión de contenidos con lo son las Redes Sociales. En Navidades su uso está aún más justificado pues debido a que es tiempo de vacaciones y de felicitaciones se incrementa el uso de redes sociales como Facebook.

Si aún no os habéis puesto a trabajar en vuestra campaña, no penséis que sois los únicos, a nosotros también nos pasa a veces….

Deja un comentario

Your email address will not be published.


*