Cuidado con el estrés…

Blog-fotos

Hoy quiero escribir en nuestro blog sobre el estrés laboral, ese fenómeno tan frecuente en nuestras vidas cotidianas. De hecho es la segunda causa de baja laboral en la UE.

Se trata de un problema muy extendido en la actualidad que no entiende de tipo de empresas, sectores, funciones, etc. Hemos escuchado mucho que con la crisis las empresas grandes se han visto obligadas a prescindir de trabajadores manteniendo el mismo ritmo de producción… O que empresas pequeñas acometen proyectos de gran envergadura con una infraestructura reducida y por tanto cargando con varias funciones a la vez. En nuestro caso por ejemplo en varias ocasiones hemos hecho desde entregas a domicilio cual pizzeras, hasta arreglos de costura… Todo con la intención clara de controlar y supervisar que nuestro trabajo fuese impecable.

Y en este punto es donde aparece el estrés. Se suele producir cuando hay una alta demanda de trabajo y al mismo tiempo, la capacidad de control de toma de decisiones es baja. En otras palabras, cuando las exigencias del trabajo son mayores que nuestra capacidad para hacerles frente.

No somos perfectos, nos equivocamos muchas veces y esa es la única manera de aprender y mejorar. Evitemos las consecuencias tan nocivas del estrés, que no solo nos afectan emocional y físicamente sino que también afectan a nuestro entorno, familia y amigos.

¿Qué podemos hacer para evitar el estrés laboral?

– Aprender a decir no. Que yo sepa no somos superhéroes por lo que responsabilicémonos solo y únicamente de nuestra parte, no nos carguemos con responsabilidades que no son nuestras.
– Poner límites. Habituarnos a desconectar a una hora del día y apagar el móvil, nada de llamadas, whatssap (nueva herramienta de trabajo por lo visto) y nada de correo electrónico.
– Aprender a relajarse. Muchos hablan de ejercicios de respiración, yo soy más de copa de Ribera del Duero y baño con espuma.
– Hacer ejercicio. Practicar deporte no solo nos libera de estrés y genera endorfinas sino que mejora nuestro sistema inmune y nos mantiene en buena forma. Os recomiendo el Zumba…
– Buscar momentos de desconexión. Unas cervecitas con amigos son muy liberadoras… Hay que tener momentos divertidos y disfrutar de las pequeñas cosas. Una escapadita a algún rincón del mundo tampoco está mal.
– Y no dramatizar… que tendemos mucho a la tragedia. Intentar sacar algo bueno de las cosas que a priori no lo son, es un ejercicio difícil pero muy satisfactorio. Tomémoslo como un reto, intentar sacar lo bueno de las situaciones adversas, convertirlo en hábito.

Y como no quiero estresaros con tanta lectura voy a dejarlo ya y a tomar nota de uno de los consejos, el de las cervecitas con amigos, por supuesto.

Deja un comentario

Your email address will not be published.


*