Lo que le pido al 2016…

Blog-2016

¡Qué año tan movido! ¡Cuántos cambios en mi vida!

Cambios que vienen acompañados de mucha ilusión, algo de miedo y excitación, de hambre de cosas nuevas y de mucho que aprender. Llegados a este punto es inevitable pararse a pensar: pero y yo, qué le pido a este año, qué nuevos proyectos y objetivos me voy a marcar.

Lo primero salud, sí, sé que es lo típico, pero no os pasa que hasta que no enfermáis no valoráis lo bien que se está con salud, lo damos tanto por hecho que no somos conscientes de su valor. Y teniendo salud no hay límites, no hay nada que no pueda hacer.

Conservar esta sana costumbre de ir a zumba al menos dos veces por semana, no solo por lo beneficioso que es hacer ejercicio de forma regular, sino más bien por lo divertido que es y lo que me ayuda a desconectar, cuando entro en esa clase estoy tan concentrada en hacer bien los pasos y respirar que me olvido de todo, y luego entran en juego las endorfinas, ¡benditas endorfinas! Tras una intensa hora de ejercicio y una buena ducha caliente el balance del día solo puede ser positivo.

Nuevos retos profesionales porque no me voy a engañar, ¡me va la marcha! El camino fácil nunca fue lo mío. No tengo miedo ni apego, estoy abierta a cambios, a novedades, a oportunidades que pueden llevarme por caminos inexplorados… ¡Adelante 2016, sorpréndeme!

Esas cervecitas con amigos, que desde que dejé de fumar han pasado más bien a estar acompañadas de ricas tapitas en gastrobares que no dejan de aparecer por todos los rincones de Sevilla.

Acurrucarme con mi chico en el sofá con mantita, ribera del Duero y series, muchas series… Pido seguir teniendo conversaciones que inspiran y te mueven por dentro, reuniones con las copas vacías y banda sonora de risas y carcajadas. Más libros, más historias que me enganchen y que no pueda dejar de leer. ¡Más viajar! nuevos destinos que descubrir que estén a 10000 Km o a 50, vivirlos intensamente y marcar recuerdos inolvidables en mi retina.

Saborear despacito cada momento, porque al final el secreto de la felicidad es ese, apreciar lo que tenemos y disfrutarlo al máximo.

Y quiero ser más yo, parecerme un poquito más a esa persona que siempre he querido ser. Seguir trabajando “por dentro”, intentar ser más consciente, más coherente y consecuente, trabajar para ser mi mejor versión y darme entera a mi gente, a los que de verdad me importan.

Bienvenido 2016, ¡Cuántas cosas tenemos que descubrir!

Deja un comentario

Your email address will not be published.


*