Retomar la rutina…

Blog-BUALÁ

Ring!!! Ring!!! “Despierta que ya empieza el día, una ducha, un buen desayuno y a levantar el país”…
Y eso es lo primero que escucho el día de la incorporación al trabajo. Ese día, y yo diría que los tres que le siguen… parece que pasan a cámara lenta. Y es que volver a la rutina después de dos semanas de vacaciones cuesta, reconozcámoslo, aunque te encante tu trabajo y a la vuelta te esperen nuevos proyectos ilusionantes.
Necesitamos un breve periodo de adaptación ya que volvemos de días sin obligaciones, de desconexión, de no tener horarios fijos…Y claro, madrugar y retomar nuestros compromisos laborales y los problemas de la vida diaria nos puede generar ciertos cambios de humor.

Pero volver también tiene sus cosas buenas, nos reencontramos con los compañeros de trabajo y los amigos que también han estado fuera de vacaciones. Van moderándose las temperaturas y por fin dejan de llover chocos fritos en Sevilla, lo que invita a pasear por la ciudad y no esperar a las 21 h., para poder salir de casa… Nuestro cuerpo también nota la vuelta, en vacaciones nos permitimos esos caprichitos que nos quitamos el resto del año, los heladitos a media tarde, los mojitos (a cualquier hora), el chiringuito con sus espetos y paellas, etc. Todo eso que se hace evidente en esos 4 kilitos de más que también nos traemos a casa después de las vacaciones. Ahora toca volver al gimnasio y a la dieta equilibrada que teníamos antes para volver a nuestro ser.

No seamos tan exigentes con nosotros mismos en los primeros días de incorporación al trabajo, concedámonos una tregua ante la falta de concentración y seamos pacientes que en poco tiempo estaremos de nuevo al 100%. Unos días de descanso son absolutamente necesarios para resetear nuestras mentes creativas y cargarnos de energía para el último trimestre del año, y unos días de adaptación también. ¡A trabajar!

Deja un comentario

Your email address will not be published.


*