5 tips para saber cuándo debes rediseñar tu página web

5 tips para saber cuándo debes rediseñar tu página web

04-06-2019

La página web de tu empresa es la representación digital de tu negocio y al igual que pintas, redecoras o adaptas tu oficina o tienda física según las necesidades que vas teniendo, tu página web, necesita un mantenimiento para seguir dando la mejor imagen de tu marca.

El rediseño de una página web debe hacerse siguiendo la estrategia digital que tengas marcada, si no tienes ninguna, lo primero que debes hacer es eso. Te contamos 5 sencillos tips para saber cuándo hace falta plantearse rediseñar una página web.

Web Responsive: El mundo digital gira mucho más deprisa de lo que podemos seguir. La forma de relacionarse con internet ha evolucionado hasta tal punto que más del 90% de la población se conecta a internet desde su dispositivo móvil. ¿Qué van a pensar de tu marca si tu página no está adaptada para verla y navegar correctamente? La respuesta la tienes clara, es imprescindible que tu web se adapte a todos los dispositivos desde los que un potencial cliente pueda acceder. ¡Y no te olvides de que se vea bien en los distintos navegadores!
 

Diseño: En el diseño web también hay tendencias. La tipografía, la composición o los colores utilizados pueden hacer que un sitio web nos parezca antiguo o descuidado. Mantén el diseño de tu página actualizado, al igual que lo haces con la imagen corporativa de tu marca o con los escaparates de tu local. Conseguir un diseño intuitivo y mantenerse al día de las modas, en lo que a diseño web se refiere, puede ayudarnos a que nuestra página transmita confianza y motive a la compra a nuestros visitantes.
 

Contenidos: Si por algo se caracteriza Google es por la fugacidad de sus algoritmos de posicionamiento, pero hay algo que siempre puntúa, los contenidos de calidad. Hacer una estrategia de Marketing de contenidos con textos optimizados puede ser la mejor forma de conseguir visitas y conversiones. Ni mucho ni poco, una cantidad justa de texto para transmitir el mensaje de una forma clara, concisa y pensada para vender. Si quieres saber más sobre el apasionante mundo del SEO no dejes de leer la entrada a nuestro blog sobre posicionamiento en Google.
 

Blog: Si tu web aún no lo tiene o de la última actualización hace ya más de un mes, debes ponerte manos a la obra con el Blog. Se trata de la mejor forma de posicionar tu web en Google aportando contenido relevante y con interés para el público objetivo de tu marca. Haz comunidad y crea a tu público la necesidad de leer tus contenidos.
 

Menos es más: Hay algunos puntos que cuanto menores sean mejor funcionará tu web.

  • Tiempo de carga: ¿Cuánto tiempo esperas a que cargue una página? ¿Qué te hace pensar que tus potenciales clientes van a esperar más que tú? Poco hay que explicar sobre esto, mejora la velocidad de carga de tu web y recibirás la recompensa del público y de Google a la hora de posicionar. 
  • Interrumpir la navegación: Estar tranquilamente leyendo algo en una web o viendo fotos y que te salte un PopUp vendiéndote algo o pidiéndote datos suele ser la mejor forma de aumentar la tasa de rebote de una web. Seguro que puedes pedir esa información de un modo menos intrusivo, dando algo a cambio o simplemente teniendo un contenido tan interesante que sea el propio usuario el que quiera darse de alta en tus comunicaciones.
  • Pedir mucho al usuario: Da bastante pereza rellenar cuestionarios donde nos piden infinidad de datos que no terminamos de entender para qué los quiere una empresa. No agobies, pide lo estrictamente necesario, cuanto menos mejor, así harás que sea mayor el número de personas que se animen a probar.
  • Horror Vacui: Hay webs que están excesivamente cargadas, imágenes de fondo con texto encima poco legible, grandes cantidades de texto, poca organización de la información… en resumen, una locura que lo único que hace es que los usuarios salgan espantados. Utiliza diseños limpios, facilita la navegación con estructuras sencillas y utiliza el blanco para los fondos, facilitarás la lectura  y la navegación será mucho más satisfactoria para el usuario.

Ten en cuenta que al rediseñar una  web puede ser necesario un cambio en las direcciones de algunas secciones. Si quieres mantener el posicionamiento que ya tenías no olvides hacer correctamente todas las redirecciones a la nueva ubicación.

Ahora toca analizar tu web, si descubres alguno de estos problemas ha llegado el momento de dar “un lavado de cara” a tu página web. Ponte en contacto con nosotros y te ayudaremos a rediseñarla para aumentar su efectividad. 
 

  • Comparte:

Este sitio web utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continuas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies. Pincha el enlace para más información. Más información X Cerrar