Campaña Responsabilidad Compartida

Campaña Responsabilidad Compartida

Necesidades del cliente

Desarrollo de una campaña sobre la responsabilidad compartida en la que transmitir el mensaje de que en la comunidad educativa se están haciendo bien las cosas durante esta pandemia. El personal docente está haciendo una buena labor y los niños y adolescentes saben hacer las cosas bien dentro y fuera de las aulas.

Es una campaña de concienciación y sensibilización sobre la importancia de que todos cumplamos las normas de seguridad establecidas en los centros educativos, en casa y en la calle.

¡Y Bualá!

Queríamos enviar un mensaje de refuerzo positivo a la comunidad educativa. 

Todos sabemos que los niños son muy distintos en casa que en el colegio. El comportamiento cambia cuando siguen el patrón de conducta de grupo siguiendo rutinas que durante la jornada escolar el alumnado las tiene normalizadas, pero que al llegar a casa puede que no se mantengan.

Eso sí, en todos los cursos escolares hay algo que va más allá de los recreos para colarse en la rutina diaria de padres e hijos. Son las modas escolares, ya sean del álbum de cromos de la temporada de fútbol, slime de colores, zomglis o spiners, todos los años hay un juego de moda del que no paran de hablar todos los niños. 

Este año, lamentablemente, nos ha tocado una situación que además de dejarnos sin juegos de contacto con los compañeros nos obliga a integrar en nuestras vidas medidas de prevención de una forma responsable para protegernos del virus.

Este año, el juego de moda que ha dejado la pandemia en las aulas es “Respetar las normas de seguridad” para protegernos nosotros y a los demás de las consecuencias de un contagio por coronavirus.

El respeto a las medidas: lavado de manos, uso de la mascarilla y distancia de seguridad es lo que está permitiendo en los colegios la normalidad en tiempos de pandemia.

Con esta campaña queremos poner en valor la labor de los docentes y del sistema educativo en general para frenar el virus, poniendo en la voz de los niños (de diferentes edades) la importancia de la responsabilidad individual una vez salen del cole.

De ahí que sean ellos los que nos recuerdan la importancia de seguir las normas.

Se trata de una campaña de concienciación en un momento de necesidad, alejada de las campañas duras o informativas de otros momentos de la pandemia, en este caso, queremos llegar de una forma realista y cercana a ese público que está haciendo las cosas bien durante la jornada escolar y reforzar el mensaje de que siga haciéndolo una vez que salen.

Al salir de clase sigue cumpliendo las normas.

El cierre es una clara llamada a la acción para que todo lo que se hace bien durante el horario escolar se siga manteniendo en el resto de los contextos de nuestra vida.

Un mensaje directo, sin dobles interpretaciones que nos recuerda la parte necesaria que tiene que cumplir la ciudadanía para protegerse, algo tan sencillo como cumplir las normas. 

 

  • Comparte:

¿Quieres que impulsemos
tu negocio?

HABLEMOS